“A los caídos por la livertá”

Imagen

“A los caídos por la liverta”, decía la única cruz que quedaba en una fosa común patagónica donde se enterró a un centenar de obreros patagónicos fusilados en 1921, durante el gobierno de Hipólito Yrigoyen por el teniente coronel Varela, con la anuencia de los estancieros británicos.
Pero lo de la cruz y su recuerdo es apenas una anécdota. Los datos fríos hablan de 1500 peones rurales fusilados por las fuerzas del gobierno de Yrigoyen y el estímulo de los estancieros ingleses (acostumbrados al fin y al cabo a tratar como esclavos a sus empleados) para aplicar la ley marcial contra los insubordinados, mayoritariamente anarquistas.

Las putas de San Julián

Imagen

patag_liverta

http://www.elortiba.org/patag.html

        “Las putas de San Julián”, título de la obra dramática que Osvaldo Bayer estrenará el 16 de junio en el Teatro Cervantes, de Buenos Aires, está basada en uno de los capítulos de su libro “La Patagonia Rebelde”. Cuenta la historia de las cinco prostitutas o pupilas del prostíbulo “La Catalana” de Puerto San Julián, que se negaron a tener sexo con los soldados que fusilaron a obreros durante la huelga de peones rurales en Santa Cruz, alegando que “no se acostaban con asesinos”.
El historiador cuenta que la situación ocurrió el 17 de febrero de 1922, una vez que la matanza de alrededor de 1.500 peones había acallado toda intención de protesta de los trabajadores de las estancias y tuvo como protagonistas a cinco meretrices que ofrecían sus servicios en el prostíbulo “La Catalana” de Puerto San Julián.
Bayer relata que como modo de premiar a sus hombres después de la masacre, el teniente coronel Héctor Benigno Varela decide regalarles la visita de los prostíbulos, antes que se subieran al barco en el que emprenderían un largo viaje de regreso Buenos Aires.
Sin embargo, los soldados que estaban haciendo fila frente a “La Catalana”, se quedaron con las ganas de saciar sus deseos sexuales. La dueña del prostíbulo, Paulina Rovira, les avisó a los suboficiales que las mujeres se negaban a atender a los soldados.
“El suboficial y los conscriptos lo toman como un insulto, una agachada para con los uniformes de la Patria. Además, la verdad es que andan alzados. Conversan entre ellos y se animan. Todos, en patota, tratan de meterse en el lupanar. Pero ahí salen las cinco pupilas, con escobas y palos, y los enfrentan al grito de ‘asesinos’’, ‘porquerías’, ‘cabrones mal nacidos’. Y- según el posterior protocolo policial- “también otros insultos propios obscenos propios de las mujerzuelas”, describe Bayer.
Las cinco mujeres terminaron en la comisaría del pueblo, aunque luego fueron liberadas. A partir de los archivos de la comisaría de San Julián, Bayer incluso logró identificar a las heroínas que atrevieron a enfrentarse a “asesinos de obreros”: Consuelo García, argentina, 29 años; Angela Fortunato, argentina 31 años; Amalia Rodríguez, 26 años; María Juliache, 28 años, española y Maud Foster, 31 años, inglesa, con 10 años de residencia en el país.

http://www.elpatagonico.net/nota/194470/

Lugares comunes

Robles y la clase

Robles y la clase

Guarden los apuntes, no vamos a hablar de Rayuela, terminen de leerla los que no lo hayan hecho, léanla bien, no se dejen engañar por la forma, por el humor de Cortazar, es la historia de amor mas desgarrada que conozco, espero que sientan el mismo placer que sentí yo al leerla, si no les mueve un pelo, los que se joden son ustedes. El año que viene casi todos ustedes serán profesores, de literatura no saben demasiado, pero lo suficiente para empezar a enseñar, no es eso lo que me preocupa, me preocupa que tengan siempre presente que enseñar quiere decir mostrar, mostrar no es adoctrinar, es dar información, pero dando también, enseñando también el método para razonar y cuestionar esa información. Si alguno de ustedes es un deficiente mental y cree en verdades reveladas, dogmas religiosos o doctrinas políticas, sería saludable que se dedicara a predicar en un templo o desde una tribuna, si por desgracia siguen en esto, traten de dejar las supersticiones en el pasillo antes de entrar al aula, no obliguen a sus alumnos a estudiar de memoria, eso no sirve, lo que se impone por la fuerza, es rechazado y en poco tiempo se olvida, ningún chico será mejor persona por saber de memoria el año en que nació Cervantes, pónganse como meta enseñarles a pensar, que duden, que se hagan preguntas, no los valoren por sus respuestas, la respuesta no son la verdad, buscan una verdad que siempre será relativa, las mejores preguntas son las que se vienen repitiendo desde los filósofos griegos, muchas son ya lugares comunes, pero no pierden vigencia, ¿Qué?, ¿Cómo?, ¿Dónde?, ¿Cuándo?, ¿Por qué?, si en esto admitimos también, eso de que la meta es el camino, como respuesta no nos sirve,  describe la tragedia de la vida pero no la explica.

Hay una misión o un mandato que quiero que cumplan, es una misión que nadie les ha encomendado, pero yo espero que ustedes como maestros, se la impongan a si mismos, despierten en sus alumnos el dolor de la lucidez, ……… sin limites,……. sin piedad.

Miguel de Cervantes y la injusticia

Imagen

Miseria

    “Hoy es el día más hermoso de nuestra vida, querido Sancho; los obstáculos más grandes, nuestras propias indecisiones; nuestro enemigo más fuerte, el miedo al poderoso y a nosotros mismos; la cosa más fácil, equivocarnos; la más destructiva, la mentira y el egoísmo; la peor derrota, el desaliento; los defectos más peligrosos, la soberbia y el rencor; las sensaciones más gratas, la buena conciencia, el esfuerzo para ser mejores sin ser perfectos, y sobre todo, la disposición para hacer el bien y combatir la injusticia donde quiera que estén”

 Miguel de Cervantes

 Don Quijote de la Mancha