Chontachaca

Imagen

ChontachacaPequeños Templos para Grandes creyentes

Anuncios

Cuatro caminos

Imagen

Cada día de la semana debería de llamarse Génesis, y cada siguiente, Génesis de nuevo, y así sucesivamente, hasta que nos demos cuenta de que la vida es un continuo nacer y un continuo descubrir, ese descubrir de las sabrosidades del conocimiento, de tu conocimiento sin conocimiento, de la trasgresión de tu espacio vital, que tanto deseo romper y traspasar.

Vengo del Sur pobre, con ideas y principios, con ideales proscritos, con caducidades románticas y evidentes muestras de que a casi todo  me resisto, sin resistirme a casi nada.

Me acerco diligente, sin temores al instinto, desconociendo cuanto abarca lo desconocido y abriendo en pasos grandes los sentimientos más chiquitos.

Del Oeste me acerco despacio y precavido, me escribes algo y te escribo como castigo, te digo mis ideas metidas en pergamino, desde el punto no cardinal de mi interior para dejar algunos vestigios.

Del Este, que es Oriente, por los caminos donde transitas y transito, donde los sultanes cuentan cuentos que cuentan vidas, donde descansa la mente de los amantes, donde los reposos son de noches alarmantes en los frentes del instinto.

Queda ese Norte, tan lejano y dolido, donde confluyen todos los demás  destinos, donde la unión configura la veleta de los cariños,

Que no nos pase factura la mente, por lo que no nos ha de pasar la vida, que la vida no sea nada que nos pueda pasar factura, por lo que nos dicta la mente, que nuestros sentidos sientan y que solo obedezcan los sumisos.

Que la mente y la vida sigan unidas, como amigas que he conocido.

 Leonor Canseco

Sobre metas y barreras

Imagen

Paracas

Paracas

            El horizonte se ve limpio, por lo vacío de su ser, todos tenemos las pequeñas metas que nos ponemos, necesitamos sentido para nuestros pasos, que de otra forma, no tendrían razón de ser.  Unos, nos proponemos ser ricos en materia, dinero o posesiones, otros, en inmortalidad histórica y heroicidades, otros mas, en ser “buenas personas”, que al final del viaje nos permitan presentarnos, como el ejemplo bueno que los demás no supieron seguir, y que el gran poder de nuestra conciencia, nos dé un bálsamo, ante el ultimo acto que nos queda y que nadie queremos reconocer, y que no es otro, que el fracaso ante la continuidad de la vida y la misma meta que supone ser la muerte.

(Fragmento de … “Sobre metas y barreras”)

Leonor Canseco

Mary-Lou

Imagen

Mary-Lou

Mary-Lou

 

Solo tengo un minuto, pero te enviaré sesenta ideas, de lo que se puede hacer con él.

Mirarnos sesenta veces y no contarlas

Oírnos sesenta veces decir, lo que queremos escuchar

Acariarte sesenta veces las mejillas risueñas,

Peinarte sesenta veces ese flequillo rebelde,

……………………………………

………………………….

……………………………

Pedirte sesenta veces…  ¡¡Dame otro minuto!!

 Leonor Canseco

El otro lado del Qolqa

Imagen

Simona

Simona

Los pastores del agua

El Escarbo del Canal Mismi es una tradición ancestral del pueblo de Yanque (ubicado en el Cañón del Qolqa). Sus orígenes se perdieron de la memoria de sus ancestros, pero cada año, este trabajo comunal y ritual se revitaliza con la misma fuerza.
A las arrieras que supieron nutrirnos con alimentos y abrigo durante estos días en montaña.

A los barreteros y lamperos, porque su trabajo asegura la vida en el valle.
A todas las autoridades políticas y comunales del distrito de Yanque por su buena organización.

La música “The Journey” es del Gran Gustavo Santaolalla.
las imágenes de Marco Antonio Arango.

Video

http://www.youtube.com/watch?v=Pty1tzxVofk&noredirect=1

Autor

http://ojosqueaprendenamirar.blogspot.com.es/

El Cariño de Amantani

Imagen

Cariño y delicadeza en las manos del pueblo Inka

Cariño y delicadeza en las manos del pueblo Inka

De entre las palabras ocultas que salen de tus ojos,

 Hay una,

 La más silenciosa,

 La que menos se oye,

 Y la que más dice,

 Esa es,

 La que cerrando los ojos,

 Me habla de ti,

 De ti, …por dentro,

 De lo que sí conoces, …entiendes,

 De eso que si sientes, …transmites,

 Porque las mejores palabras y las mejores sonrisas,

 Las dibujan nuestros ojos,

 Y las cuentan nuestras manos.

 Leonor Canseco