Bien está con sus padres

Imagen

Nadie en sus cabales aceptaría que a los padres de un niño con evidentes señales de maltrato, abusos sexuales, desnutrido y enfermo, se les confirmara su derecho a la custodia. ¿Verdad que no? Ni siquiera en el caso de que se confesaran arrepentidos podría alguien que no fuese un canalla, permitir que ese niño siguiera en sus manos, por más progenitores que se digan.

Lamentablemente, esa general repulsa no se expresa con la misma lógica y contundencia cuando son otros los maltratos y canallas. Sólo así se explica que aceptemos que los mismos responsables de haber conducido al planeta al calamitoso estado en que se encuentra se arroguen el derecho de salvarlo; o que los mismos responsables de vaciar las arcas del estado para aliviar las penas del negocio, estén en condiciones de rescatarnos de su propio expolio; o que los mismos intereses que han convertido la vida en un mercado, que han precintado sueños y prostituido conciencias, que han desatado hambrunas y matanzas, se nos presenten, y hasta lo consideremos, como la única posible opción para volver a ser humanos.

Los grandes medios de comunicación son los que se encargan de transcribirnos la crónica del fraude. Cuando uno creía, después de tantos titulares y años agraviando honras y homologando infamias, justificando disparos preventivos o enalteciendo guerras humanitarias, que a esos grandes medios ya no les cabía más crédito, vuelven a presentarse, sin embargo, como la única fe de su mendaz relato.

El niño maltratado, abusado, desnutrido y enfermo… concluimos, bien está con sus padres.
Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

Koldo Campos Sagaseta
Gara

Anuncios

Gracias

Almagro

Almagro 

 http://www.rebelion.org/noticia.php?id=176820  (Artículo completo)

 (Fragmentos de…… “Gracias”)

Mey y Koldo Campos Sagaseta

…. Y los que matan en nombre de un progreso que deshiela glaciares, seca ríos, tala bosques y vuelve irrespirable el aire, nos matan el futuro que nos mienten.

… Agréguese otro año de vida que perdemos por cada voluntad falsificada, por cada fraude homologado, por cada licenciado analfabeto, por cada derrame de confianzas, por cada intercambio de disparos… y siete vidas que tuviéramos nunca darían abasto para tantos años de vida que nos matan.

… Y otros cuatro años más que se nos llevan, y si no lo digo serían ocho, los restantes cómicos del medio, de esa España inmortal de mantilla y pandereta, del Jesulín, del Pocero, de Urdangarín y el Marlaska, de la Esteva, de Esperanza, del Pachuli y la Pantoja, de las duquesas del Alba y de los reyes de copas

… Pero ocurre que sí, que junto a mí viven también, para mi suerte, todos aquellos seres entrañables que me compensan en los años que me brindan los que pierdo en la vorágine diaria.

… La fotografía me reporta algunos años más, y cada vez que un niño saharaui, una anciana cubana, un otoño en Eugi o en la Ulzama, una sombra imposible en las Bardenas o un rincón entrañable en Ecala, en las Amescoas, me consienten su encanto o su memoria, gano todos los años que agradezco; los mismos que he venido soplando un clarinete que me ayude a hacer más concurrida la nostalgia.

… Y súmeseles Fidel Castro, los Rolligs Stones, los Beatles, John Lennon, la familia Simpson, Salvador Allende, Eduardo Galeano, Benedetti, Chaplin, Groucho y los hermanos Marx, Les Luthiers, el Ché, Lluis Llach, Silvio Rodríguez, Beethoven, Bob Dylan, los Creedence, Chavela Vargas, Nietzsche, Joe Cocker, Mozart, Aute, Compay Segundo… y todos los amores que con su sola presencia compensan con creces los años que perdemos a manos de tantos sinvergüenzas, para que yo pueda seguir acumulando tantos años de vida que, segura estoy, el día en que un burocrático error acabe suprimiendo mi nombre de la lista de los amanecidos, yo me las voy a ingeniar para seguir viviendo, aunque sólo sea por el placer de no perderme tan bella compañía.

Y, sobre todo, gracias por haberme ayudado a vivir a mi manera; por haberme permitido, a vuestro lado, maldecir la hipocresía infinita de quienes hacen la guerra en nombre de la paz y matan en nombre de la vida; por haberme brindado, antes en Ubarmin, siempre en el mismo común afán, un espacio de lucha por hacer posible una sanidad pública, gratuita y universal; por la solidaridad, que fue también la mia, en defensa del pueblo cubano, saharaui, iraquí, salvadoreño… en defensa de toda causa que reivindique la dignidad humana; por vuestra lucha, por vuestro amor y por vuestra compañía.

 

 

La ternura de los pueblos

Imagen

La ternura de los pueblos

 Koldo Campos Sagaseta

Gara

Días atrás Azkoitia celebró la Semama de la Solidaridad y, como parte de la misma, algunos vecinos se propusieron llenar la plaza del pueblo de palabras solidarias, de palabras que desarmaran miedos y desmontaran prejuicios, de palabras que reinvidicaran otro mundo posible, ese que Galeano propone “en el que la comida no sea una mercancía, ni la comunicación un negocio y en el que nadie morirá de hambre porque nadie morirá de indigestión”; ese mundo posible en el que “la educación no sea un privilegio de quienes puedan pagarla ni sea la policía la maldición de quienes no pueden comprarla”; ese mundo posible en el que “la gente no sea manejada por el automóvil, ni sea programada por la computadora, ni sea comprada por el supermercado, ni mirada por el televisor”; el mismo mundo que Benedetti sigue demandando en un poema que no faltó a la cita porque “hay quienes se desmueren y hay quienes se desviven y así entre todos logran lo que era un imposible, que todo el mundo sepa que el Sur también existe”.

En la plaza de Azkoitia, uno tras otro y durante hora y media, decenas de vecinos y vecinas fueron turnándose en el uso de la palabra de la amiga mano de Eduardo Galeano, Mikel Laboa, Gabriel Aresti, Amets Arzallus, Mario Benedetti, Leonel Rugama, Joseba Sarrionandia, Charles Chaplin, Bertold Brecht, Roberto Sosa, Patxi Zubizarreta, Pedro Casaldáliga, Iñigo Aranbarri, Mark Twain, Mahmud Darwish, José Martí… y de otras muchas voces que, como escribiera la poeta nicaragüense Gioconda Belli, piensan que la solidaridad es la ternura de los pueblos.

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

 

Finca nº 14

La mansión de los diamantes

Cronopiando
Explicación de Montoro ante

el caso de las fincas de la Infanta

Koldo Campos Sagaseta
Rebelión

“El error en el procedimiento administrativo fue… un error en diferido, y como fue un error en diferido, en forma, efectivamente, de simulación o de lo que hubiera sido en diferido… en parte de una… de lo que antes eran 13 fincas, tenía un DNI que coincidía… en forma de simulación en diferido, con el de la infanta.”

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=169952&titular=explicaci%F3n-de-montoro-ante-el-caso-de-las-fincas-de-la-infanta-

Amamantar por obligación

PA060121

El mismo día en que la FAO, organismo de las Naciones Unidas, felicitaba al gobierno venezolano por haber satisfecho sus compromisos en la batalla contra el hambre, los grandes medios de comunicación alertaban al mundo sobre los planes de Venezuela de obligar a las madres a amamantar a sus hijos y prohibir los biberones.

Lo que el parlamento bolivariano se dispone a prohibir es la publicidad de productos lácteos en los centros de salud, pero como reza aquella vieja máxima periodística: No se puede permitir que la verdad te estropee un titular.

De ahí que los grandes medios, tanto en prensa como en televisión, además de callar el reconocimiento de Naciones Unidas a Venezuela por erradicar el hambre, se hayan dado a la tarea de difundir la “siniestra” medida que se propone llevar a cabo ese país latinoamericano y que, por cierto, hace ya muchos años que se adoptó en nuestros hospitales.

Lo que todavía no saben esos medios y que yo, con el mismo rigor periodístico que ellos acostumbran, voy a develar en esta columna como primicia informativa, es que el parlamento venezolano también se dispone a sustituir el tradicional “Padre Nuestro” por otro más acorde a los nuevos tiempos que Venezuela vive y que, de aprobarse, quedaría así: “Madre nuestra que nos das el seno, santificada sea tu obra, venga a nosotros tu leche y hágase la nutrición tanto de un pecho como del otro, la leche nuestra de cada día dánosla hoy, y no compres sus sucedáneos así como nosotros tampoco los reclamamos, que no hay nada más sano que el pezón, más líbranos del mal…Nestlé”.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=169850