Benito Pérez Galdós

Imagen

 Benito Pérez Galdós y su perro en la finca familiar de "Los Lirios" (Monte Lentiscal), durante su visita a Gran Canaria en 1894. Fotografía de la Familia Pérez-Galdós que se expone en la Casa-Museo Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria).

Benito Pérez Galdós y su perro en la finca familiar de “Los Lirios” (Monte Lentiscal), durante su visita a Gran Canaria en 1894. Fotografía de la Familia Pérez-Galdós que se expone en la Casa-Museo Pérez Galdós (Las Palmas de Gran Canaria).

Los políticos se constituirán en castas, dividiéndose hipócritas en dos bandos igualmente dinásticos e igualmente estériles, sin otro móvil que tejer y destejer la jerga de sus provechos particulares en el telar burocrático.

No harán nada fecundo… no suavizarán el malestar de las clases proletarias.

Alarmante es la palabra revolución.

Pero si no inventáis otra menos aterradora, no tendréis más remedio que usarla los que no queráis morir de la honda caquexia que invade el cansado cuerpo de tu Nación.

 Benito Pérez Galdós