Cachorro

Imagen

 

Me llegan las imágenes de una amplia sabana, donde el espacio es abierto y limpio hasta el horizonte, así me parece la vida cuando no tenemos delante ningún obstáculo insalvable, cuando la edad y el conocimiento nos dicen que el juego es el único alimento de la vida.

Así los cachorros de los moradores pelean y retozan, a la vez que su cabeza se pierde en la inocencia que rebosa.

Los juegos van cambiando, los cromos de la estepa ya son paisajes a conocer, donde el saber moverse, el saber donde está el trafico o la panadería, empieza a tener importancia.

Los cachorros deben asumir su existencia, tienen que saber que hay algo más que jugar o comer, deben de formar un grupo donde el apoyo mutuo, les permita defenderse de los demás, pero sobre todo de si mismos.

Los esteparios no pueden esperar a que pase la gacela despistada, no pueden esperar a que el verdadero alimento venga a saciar su mente, el estomago y la conciencia de uno mismo, es algo que no puede depender de ninguna suerte, al hambre se le mata o se acostumbra, el otro hambre mata o anula.

Cachorro mío, no esperes que sieguen la hierba, que aclare el día, que llueva a su hora, que los árboles te traigan la fruta, que otra manada te acoja o que te acaricie la luna.

Busca tu momento, aunque sean muchos, forma tu manada, marca tu territorio, levanta la voz y di quien eres, luego si encuentras mas fuerza en los demás, solo habrás ganado respeto a cambio de territorio, pero eso es lo importante.

No indiques árboles que no has marcado, lo extenso de ti no es lo que mida tu territorio ni la calidad de tus pastos, ni la cantidad de tus cachorros.

En mil lugares diferentes no hay pastos ni cachorros, pero rebosan los motivos para compartir vida, dura e ingrata…   pero Vida y Compartida.

 Leonor Canseco

Anuncios