Finca nº 14

La mansión de los diamantes

Cronopiando
Explicación de Montoro ante

el caso de las fincas de la Infanta

Koldo Campos Sagaseta
Rebelión

“El error en el procedimiento administrativo fue… un error en diferido, y como fue un error en diferido, en forma, efectivamente, de simulación o de lo que hubiera sido en diferido… en parte de una… de lo que antes eran 13 fincas, tenía un DNI que coincidía… en forma de simulación en diferido, con el de la infanta.”

Rebelión ha publicado este artículo con el permiso del autor mediante una licencia de Creative Commons, respetando su libertad para publicarlo en otras fuentes.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=169952&titular=explicaci%F3n-de-montoro-ante-el-caso-de-las-fincas-de-la-infanta-

Anuncios

Historia clínica

PA150140

Informó que sufría taquicardia cada vez que la veía, aunque fuera de lejos.

Declaró que se le trababa la lengua y no lograba articular sonidos cuando ella lo miraba, aunque fuera de refilón.

Admitió una hipersecreción de la glándula sudorípara cada vez que ella le hablaba, aunque fuera para contestarle el saludo.

Reconoció que padecía graves desequilibrios en la presión sanguínea cuando ella lo tocaba, aunque fuera por error.

Confesó que por ella padecía mareos, que se le nublaba la visión, que se le aflojaban las rodillas, que lo desvelaba el insomnio.

-Fue hace mucho tiempo, doctor -dijo-. Yo nunca más sentí nada de eso.

El médico arqueó las cejas:

-¿Nunca más sintió nada de eso?

Y diagnosticó:

-Su caso es grave.

 

 

Eduardo Galeano
La Jornada

http://www.jornada.unam.mx/2002/08/04/05aa1cul.php?origen=index.html

Amamantar por obligación

PA060121

El mismo día en que la FAO, organismo de las Naciones Unidas, felicitaba al gobierno venezolano por haber satisfecho sus compromisos en la batalla contra el hambre, los grandes medios de comunicación alertaban al mundo sobre los planes de Venezuela de obligar a las madres a amamantar a sus hijos y prohibir los biberones.

Lo que el parlamento bolivariano se dispone a prohibir es la publicidad de productos lácteos en los centros de salud, pero como reza aquella vieja máxima periodística: No se puede permitir que la verdad te estropee un titular.

De ahí que los grandes medios, tanto en prensa como en televisión, además de callar el reconocimiento de Naciones Unidas a Venezuela por erradicar el hambre, se hayan dado a la tarea de difundir la “siniestra” medida que se propone llevar a cabo ese país latinoamericano y que, por cierto, hace ya muchos años que se adoptó en nuestros hospitales.

Lo que todavía no saben esos medios y que yo, con el mismo rigor periodístico que ellos acostumbran, voy a develar en esta columna como primicia informativa, es que el parlamento venezolano también se dispone a sustituir el tradicional “Padre Nuestro” por otro más acorde a los nuevos tiempos que Venezuela vive y que, de aprobarse, quedaría así: “Madre nuestra que nos das el seno, santificada sea tu obra, venga a nosotros tu leche y hágase la nutrición tanto de un pecho como del otro, la leche nuestra de cada día dánosla hoy, y no compres sus sucedáneos así como nosotros tampoco los reclamamos, que no hay nada más sano que el pezón, más líbranos del mal…Nestlé”.

http://www.rebelion.org/noticia.php?id=169850